CHEESE CBD

9.0068.00

Sexo CBD-Feminizada
Genotipo 50% Indica / 50% Sativa
Cruce Cheese x CBD Pura
Cultivo recomendado Interior y exterior
Floración en interior 50-60 días
Producción en interior 500 g/m2
Cosecha en exterior Principios de octubre / Mediados de octubre
Producción en exterior 1000 g/planta
Altura en exterior 2,5 m
THC 7%
CBD 8%
Ratio THC/CBD 1:1

Limpiar
SKU: N/D Categorías: , Etiqueta:

La estructura de Cheese CBD es muy similar a la de la Cheese original. Desarrolla plantas densas y tupidas, con mucha ramificación, fruto de su herencia indica. De su parte más sativa, heredada de su parental CBD, vienen sus hojas finas y alargadas.

Esta herencia sativa también se traduce en una mayor distancia internodal que convierte a Cheese CBD en una planta algo más resistente que la Cheese original a plagas y humedad. Esta distancia permite que la luz entre mejor y que la planta se airee más rápidamente, disminuyendo el riesgo de que hongos como el mildiu o la botrytis campen a sus anchas. Respecto al tamaño, Cheese CBD es una planta de estatura media-alta, pudiendo alcanzar los 2 metros si la cosechas en exterior.

Producción
Al igual que la variedad original, Cheese CBD es una muy buena productora de cogollos alargados y pegajosos, de gran tamaño, que lucen un peculiar y especial color verde oscuro.

Aromas y Sabores
Cheese CBD es un must para cualquier amante de las genéticas Cheese que se precie. El olor es tan denso, profundo, complejo y penetrante como el de la Cheese original: con toques florales, sobre una inconfundible base skunk que se torna en un delicioso aroma a queso curado. Cheese CBD, además, añade a esta explosiva mezcla un retrogusto cítrico, apenas perceptible pero que termina de poner la guinda al conjunto, maridando sensacionalmente con las cualidades organolépticas de la Cheese.

Efectos
Gracias a su ratio THC:CBD 1:1, el efecto de Cheese CBD es más moderado y equilibrado que el de la cepa original. Esto no quiere decir que Cheese CBD no sea una planta psicoactiva. Al contrario, su consumo permite disfrutar de la psicoactividad del cannabis, pero reduciendo la potencia extraordinaria de la Cheese.

Los consumidores poco tolerantes al THC agradecerán una versión más suave de esta genética mítica, mientras que los usuarios más experimentado pueden combinar el consumo de la versión high THC y el de la versión high CBD, según la ocasión. Cheese CBD produce un efecto moderadamente potente y duradero, con una equilibrada sensación de bienestar y felicidad. Además, al contener unos altos niveles de CBD ofrece interesantes posibilidades terapéuticas ansiolíticas y antiinflamatorias.

Cultivo
Cheese CBD es una planta de fácil cultivo que, gracias a su buen equilibrio indico-sativo, se adapta perfectamente tanto a los cultivos de exterior como de interior. Tiene un crecimiento moderado y uniforme en el plano horizontal, lo cual es de gran utilidad para el indoor ya que permite un mejor aprovechamiento del espacio; pero no hay que subestimar su crecimiento vertical. Puedes controlar su altura doblando con suavidad la parte superior de la planta con un hilo que vaya de la cola más alta a alguna zona inferior del armario.

Algo que debes tener muy en cuenta si vas a trabajar con esta genética es su penetrante olor. Si no quieres que todo el vecindario acabe oliendo a queso curado, te recomendamos que te hagas con unos potentes filtros. Si la vas a cultivar en exterior, no olvides que su altura y olor pueden atraer muchas miradas y narices indiscretas. Y no, en este caso no basta para camuflar el olor cultivar plantas aromáticas alrededor de tu Cheese CBD. Hazte a la idea de que tu jardín de las delicias acabará oliendo, sí o sí, como una quesería francesa.

Información adicional

Paquete

, , ,

Related Products